Imprimir

Vigo para treintañeros

Eco-Viajes | 23 de mayo de 2016

Plaza de la Constitución
Plaza de la Constitución

Cosmopolita, abierta y divertida, presume de una interesante oferta cultural y de una gastronomía de primera. Y con la llegada del buen tiempo se multiplican las propuestas para vivirla en la calle. 

Entre la Plaza del Rey y el Monte do Castro, casi a los pies del horrendo edificio del concello vigués que afea las panorámicas de la ría desde la parte alta de la ciudad, nace la Ronda de Don Bosco. Aquí encontrarás el embrión de un pequeño Soho vigués, con locales regentados por gente de mediana edad que ofertan divertidas propuestas como la sesión vermú de La Juakina (Rda. Don Bosco, 7): cada primer sábado de cada mes, a la una de la tarde, se organiza una actividad cultural (desde conciertos de música en directo a representaciones teatrales) a las que se añade el plus de tapear, por 1 €, productos elaborados por los mismos organizadores. El público objetivo de este tipo de eventos donde la marcha noctámbula se traslada a media mañana es la de gente de treinta y tantos en adelante con niños que tienen en estas sesiones una alternativa ideal a la noche.

Mucho tatuaje y barbas hispters se atisban junto a La Juakina en un local de los de toda la vida que regentan desde finales de julio de 2015 Sandra y Araceli: La Primavera (Rda. Don Bosco, 17): su terraza se pone a tope en horario matinal y es ideal para charlar con los amigos y no quitarle el ojo a los más peques. A un paso, en la esquina con María Auxiliadora está el Privé & Papé que regenta Luis Muradás. El sitio está genial para echarse unas risas y, de paso, hacer una inmersión en el universo sensorial de la cocina mexicana (de la que se empapó durante sus varios años de trabajo allá). Los viernes ofrece carnitas –tacos- a 2 €, tacos de pollo con queso (5,80 €) o guacamole (5,90 €), entre otras tapas.

vigo-a-horta-de-abeleiraREINVENTARSE O MORIR

En pleno Casco Vello Alto, entre el final de la rúa del Placer y el pazo Arias Taboada, reconvertido en pinacoteca por el ayuntamiento vigués, la rúa Abeleira Menéndez pasa por ser la más trendy de la ciudad: en Aveleira Viños (en el nº 28), José Carlos Ortega abrió en junio de 2015 un espacio dedicado a pequeños viticultores de todas las D. O. nacionales y organiza catas con maridajes comentadas. La foto-galería de Javier Teniente (en el nº 13) tiene un preciosa terraza interior comunicada con la de A Horta de Abeleira (en el nº 15), una tienda de productos ecológicos gallegos.

Más allá de la puerta del Sol se tiende el casco vello vigués propiamente dicho. Antaño depauperado y hoy en día recuperándose para la hostelería y el ambiente nocturno. Un buen ejemplo es uno de los locales de la noche viguesa más punk, el mítico A mordiscos (Real, 22). Las dotes para el diseño interior de Ruth y Pablo y los aportes culinarios de Begoña y Santi han convertido al local en uno de los referentes de lo que a día de hoy se cuece en el casco viejo vigués. Aquí no dejes de reponer fuerzas con su bocatín de pulpo a la plancha con manzana fresca, alioli y cebolla crujiente (3 €). Así que si optas por calmar el gusanillo, te dejamos otras dos pistas en la zona: Lume de Carozo (Joaquín Yáñez, 5) y La Pulpería de Maruja (Laxe, 9), establecimiento donde reina el producto típico gallego cocinado con la excelencia que le da ser la primera sucursal del afamado Maruja Limón (una estrella Michelin). La experiencia es muy recomendable: desde el imprescindible el pulpo a feira a la empanada abierta de pulpo con queso San Simón o los deliciosos mejillones en escabeche.

 

BOUZAS Y SUS TERRACITAS

Hasta octubre pasado la referencia del street market en Vigo se encontraba, cada dos domingos, en el barrio de Bouzas con su Feirón, un mercadillo alternativo que se convocaba en la Alameda Eduardo Cabello y en donde era posible encontrar moda, música en vinilo, fotografía, artesanía, libros, material vintage y, también, alguna propuesta desenfadada de street food. Una reyerta acabó con lo que se daba pero esta vieja villa marinera que desde desde hace más de un siglo pertenece al municipio de Vigo cuenta con una zona de tapeo muy interesante integrada por establecimientos decanos y otros nuevos. El local imprescindible aquí es La Carpintería (Alfolíes, 19), un gastrobar en el que Rafael Pérez, chef, y Elena Garmendia sentaron sus reales en la ciudad hace un par de años; lapso de tiempo que les ha servido para situarse entre las propuestas más sabrosas de Vigo.

 

LOS 5 LUGARES QUE NO TE PUEDES PERDER EN VIGO

1. MONTE DO CASTRO
Es el kilómetro cero de la historia de la ciudad: aquí emergió el primer doblamiento prerromano, algunas de cuyas viviendas castrexas pueden verse en el yacimiento de O Castro de Vigo, en una de las laderas del monte (el acceso es gratuito). El parque, convertido en un excelso mirador sobre la ría, es también un bonito jardín botánico.

2. MUSEO DO MAR
Julio Verne en Galicia: además de la escultura alusiva que encontrarás en los jardines de Beiramar, frente al Real Club Náutico, lo suyo es acercarse hasta la playa de Carril, junto a la que se levanta el Museo do Mar de Galicia. Su acuario y el repaso que hace al desarrollo de la actividad pesquera, desde el mar al marisqueo y la acuicultura, lo convierten en muy interesante.

3. PARQUE DE CASTRELOS
Sin duda, el corazón verde de Vigo. Situado al sur de la urbe, tiene una extensión de 24 hectáreas y es ideal para pasear y hacer algo de deporte. En su interior se encuentra el pazo-museo Quiñones de León, con varias salas dedicadas a la arqueología de la ciudad, la pintura gallega contemporánea o la cerámica de Sargadelos. Además cuenta con unos jardines históricos de visita imprescindible.

4. DINOSETO
Uno de los protagonistas del Vigo de las redes sociales desde el pasado mes de mayo: se trata de un tiranosaurio rex que, desde entonces, adorna la praza da Princesa, frente a la Puerta del Sol, en pleno centro de la ciudad. La escultura vegetal se situará definitivamente en el parque público sobre las energías renovables de la zona de Navia pero, de momento, se presta a un selfie.

5. ISLAS CÍES
Si se tiene tiempo suficiente para hacer la travesía marítima y pasar el día en las Cíes, la visita es obligada al Centro de Visitantes del Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia, ubicado en el Edificio Cambón (Oliva, 3), en pleno casco viejo de la ciudad. Luego, ya en la Estación Marítima, se puede reservar plaza en algunas de las compañías que realizan la ruta diariamente como Mar de Ons (www.mardeons.es)

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/ciudades/vigo-treintaneros/20160523121912004089.html


© 2019 Eco-Viajes

Eco-Viajes