Eco-Viajes

DESCUBRE LA GRAN SENDA DE MÁLAGA

En 2017, haz el camino del sur

En 35 etapas y 650 kilómetros es posible recorrer toda la provincia a través de caminos señalizados y preparados.

Es la Gran Senda de Málaga, una ruta circular y pionera que permite caminar toda la Costa del Sol, subir hasta el punto más septentrional y descender de nuevo al Mediterráneo. Un itinerario que atraviesa nueve espacios naturales de enorme riqueza ecológica, paisajes de contrastes que van desde la costa hasta la sierra y pueblos llenos de encanto.

Ya sea a pie, a caballo o en bicicleta, pasear por este sendero de gran recorrido es toda una experiencia para los amantes de la naturaleza y los deportistas más aventureros. De hecho, la ruta invita a disfrutar de actividades tan estimulantes como el rafting, el descenso de cañones, la escalada o el piragüismo.

Para los aficionados a la cultura, la Gran Senda de Málaga ofrece además la posibilidad de descubrir el patrimonio histórico y artístico de esta tierra, sus singulares tradiciones y la idiosincrasia de sus gentes. Y es que el itinerario lleva al viajero por monumentos, museos, yacimientos arqueológicos, balnearios, bodegas… por la Málaga, en definitiva, más auténtica.

Ésta extraordinaria ruta puede dividirse en tres grandes bloques.

Por el litoral

Discurre paralelo al Mediterráneo. La parte litoral de la Gran Senda de Málaga se compone de 180 kilómetros que recorren toda la Costa del Sol, desde Manilva (oeste) hasta Nerja (este), los dos extremos de la provincia. En este tramo se encuentra el punto de partida de todo el recorrido, denominado kilómetro 0. A su izquierda quedan las últimas etapas. A la derecha, las primeras.

En sentido contrario de las agujas del reloj nos dirigiremos, en el comienzo de nuestro viaje, hacia el Rincón de la Victoria, meta de esta primera etapa. También las torres vigía tan características del perfil de las playas malagueñas. En el Balcón de Europa de Nerja (cuarta etapa) daremos los últimos pasos con vistas al mar. Aquí finaliza el trazado litoral. Arranca el recorrido interior.

Bloque oriental

El Parque Natural Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama es protagonista en el inicio del tramo oriental de la Gran Senda de Málaga. En la quinta etapa, desde Nerja y en dirección a Frigiliana, nos adentraremos en la comarca de la Axarquía. En este bloque recorreremos senderos, subiremos montañas, cruzaremos ríos y llegaremos al punto más alto de la provincia, el pico de La Maroma, por encima de los 2.000 metros de altitud. El relieve de este tramo se caracteriza por fuertes pendientes y profundos barrancos. La vegetación es variada debido a la composición marmórea del suelo y a la cercanía del litoral.

El tramo oriental termina en el norte de la provincia. Concretamente, en el municipio de Cuevas Bajas, cerca de la frontera entre Córdoba y Sevilla. Las peculiaridades de estas etapas que se adentran en el interior de la península son la presencia de numerosos cortijos andaluces y múltiples lagunas.

Bloque occidental

Después de llegar al punto más septentrional de la provincia iniciaremos un descenso por el oeste de la misma para llegar de nuevo al mar Mediterráneo. Atravesaremos maravillosos paisajes, empezando por la Sierra de Yeguas, donde veremos la Reserva Natural Laguna de Fuente Piedra. Más al sur cruzaremos la Serranía de Ronda, donde se acumula la nieve en los meses de invierno, y pasaremos perpendiculares a la Sierra de Grazalema. El río Guadiaro es el más destacado de la zona, con gran presencia de garzas durante el período estival. La vegetación es variada y se caracteriza por olmos, tarajes, chopos y álamos.

La última etapa occidental va desde Casares hasta Manilva, donde podremos divisar de nuevo el azul del Mediterráneo para disfrutar de la etapa 30 hasta la 35 y volver de nuevo al kilómetro 0.
 

www.visitacostadelsol.com