Vinos ecológicos navarros: Aroa Bodegas (Zurukuain, Valle de Yerri)

Entre los municipios de Grocin y Zurukuain, en el Valle de Yerri navarro, a pocos kilómetros de Estella, el edificio vanguardista de Aroa Bodegas, inaugurado hace tan sólo año y medio, se ha convertido en uno de los principales atractivos de la comarca. Llevan funcionando desde 1998 y acaparan los premios a los mejores vinos ecológicos de la Comunidad Foral.

Aroa Bodegas
Aroa Bodegas

Plantados entre el farallón rocoso del Parque Natural de Urbasa-Andía, al norte, y la gris cicatriz de asfalto que abre la autovía A-12, siguiendo el trazado del Camino de Santiago entre Pamplona y Estella, al sur, los municipios de Abárzuza, Lezáun, Valle de Yerri, Valle de Guesalaz y Salinas de Oro, conforman una minúscula cuadrícula tejida al abrigo verde esmeralda del embalse de Alloz, en la Merindad de Estella.


Una cuadrícula cuyo nombre tiene claras reminiscencias a monasterio y medievo: Tierras de Iranzu. Un territorio, pues, fácil de recorrer que invita al disfrute de los sentidos: naturaleza, patrimonio, una gastronomía contundente y una tradición vinícola producida en pequeñas bodegas donde se mantiene viva una manera de hacer centenaria, muy pegada a la tierra y a los pequeños placeres de la existencia.


En Zurucuain, en el Valle de Yerri, encontrará el viajero una de las bodegas de producción de vino ecológico más punteras de Navarra: Arora Bodegas. Kepa Larunbe y su equipo inauguraron la nueva bodega, un edificio de diseño vanguardista obra del estudio Resano Soler, hace tan sólo un año y medio, convirtiéndose desde entonces en uno de los referentes turísticos del Valle de Yerri.

 

Enclavada en la falda del monte Apalaz, entre los municipios de Grocin y Zurukuain, cuentan con 20 hectáreas de viñedos propios y casi catorce años de experiencia a sus espaldas. Son pioneros en la recuperación de prácticas de agricultura biodinámica y en su pago se producen algunos de los vinos ecológicos más premiados del momento. Realizan, además, visitas guiadas, catas y cuentan con un restaurante, EntreGarnatxas, especialmente pensado para grupos: al frente de la cocina está Antonio Ramírez Macías y, como sommelier, Cristina Rodríguez Jiménez.

 

Una propuesta diferente. Desde Estella puedes tomar el “Camino de San Lorenzo” y llegar caminando hasta la bodega. Es un agradable paseo de apenas media hora, en mitad de un paisaje espectacular.

 

Más informaciónAroa Bogegas y Tel. 948 92 18 67