Cantina La Estación: melancolía del tren del aceite

En Úbeda, además de disfrutar de un rico patrimonio renacentista, los ojos se vuelven hacia las mesas con una oferta culinaria de altura que roza la maestría en la Cantina La Estación de la mano de Montse de la Torre.

Fideuá de ibérico sobre carpaccio de vieira
Fideuá de ibérico sobre carpaccio de vieira

Sorprende al viajero el nivel culinario que exhiben muchos de los restaurantes de Úbeda. Entra en escena una generación de cocineros horneados al calor de la Escuela Superior de Hostelería y Turismo "Hacienda La Laguna", en la vecina Baeza, que luego volaron por medio mundo para acabar de regreso a casa poniendo patas arriba una cocina que asienta sus pilares en la rica tradición del mundo del aceite.Montse, chef de la Cantina La Estación

El mejor ejemplo es, tal vez, la Cantina La Estación, situada a dos pasos del barrio de los alfareros, extramuros del casco histórico de Úbeda, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Monserrat de la Torre, cocina, y Antonio Cristofani Ché, en sala, comandan al equipo de un local que hace las delicias de los amantes del mundo del tren y, también, de la gastronomía de altura. Matrimonio bien avenido, ambos abrieron el local en el año 2005 y, tras mucho trabajo, en mayo de 2010 ampliaron el establecimiento con una reproducción de un vagón del elegante Al-Andalus (el tren turístico que recorre Andalucía) que hace ahora de sala principal del comedor.

Su propuesta, con un tapeo muy elaborado, comienza en la exigua barra del primitivo local, inspirado en la antigua estación del tren del aceite de su localidad de origen, muy cerca de Úbeda. Es una carta repleta de pequeñas exquisiteces, desde la copa de habitas con pulpitos (4,50 €) al canelón de magret de pato con risotto de setas (5,50 €) o la anchoa con asado de pimientos (3 €). No te apures: entre las tapas de cortesía hay un sorprendente churro de atún y alioli de tinta de calamar y alga o una falsa (y deliciosa) aceituna de queso fresco y anchoa.

Montse de la Torre, alma de esta contundente vuelta de tuerca gastronómica, estudió en la Escuela Superior de Hostelería y Turismo “Hacienda La Laguna” y completó su formación en Francia y en el Parador de Cazorla, entre otros, antes de regresar como la hija pródiga a su tierra. Una vez cómodamente sentado en el imaginario vagón del Al-Andalus atrévete con una fideuá de ibérico sobre carpaccio de vieira, gamba blanca y mahonesa de fruta de la pasión (5 €) o la falsa cereza de foie sobre tierra de aceite de oliva (tapa de cortesía). Para soñar con sabores y aromas en la tierra del aceite de oliva.

 


 

Restaurante Cantina La Estación
Cuesta Rodadera, 1
23400 Úbeda (Jaén)
Tel: 687 77 72 30