Un oasis de lo orgánico en el barrio de Chueca

Abrió a finales de abril en el centro de Madrid, en el barrio de Chueca, y es una de las últimas apuestas del chef Javier Muñoz-Calero. Una ambiciosa iniciativa que busca aproximar a productores y consumidores y convertirse en una agitador de la cultura biosaludable. Un oásis orgánico en la capital.

El Huerto de Lucas
El Huerto de Lucas

Como las piezas de un puzle que engarzan de manera milimétrica. Un puzle biodinámico oculto en uno de los barrios más céntricos de la capital, el de Chueca, y situado a un paso de otras dos de la propuestas culinarias más pintonas que también han puesto en marcha sus motores en los últimos meses (el restaurante Bosco de Lobos, en el patio interior del Colegio de Arquitectos de Madrid, y el mercado de San Ildefonso, en el número 57 de la calle de Fuencarral).

Así es El Huerto de Lucas: diseño biosaludable y construcción sin tóxicos que marca distancias con el concepto de street market tan en boga en España y con los mercados de productos gourmet que nacen, se reproducen y mueren sin solución de continuidad. La iniciativa del cocinero Javier y de su hermana, la médico Pilar Muñoz-Calero, echó a rodar a finales del pasado mes de abril y ya se ha convertido en un genuino oasis de los productos orgánico en la capital.

La comida de la Cantina Orgánica - El Huerto de LucasJardín suspendido. Algo se respira al acceder a este luminoso local de 450 metros cuadrados que concebido por el estudio More&Co, de Paula Rosales. Un jardín vertical anticipa, nada más entrar en el establecimiento, una tienda orgánica de producto seco y el espacio de la marca BellaCasilda para reforzar la apuesta por la estética y la belleza basada en productos 100% orgánicos. Aunque lo que funciona como un auténtico talisman es la intervención del artista Jeronimo Hagerman, un techo móvil vegetal que cuelga del lucernario central y crea la rotunda imagen de un jardín suspendido sobre las cabezas de los comensales.

Ese espacio central funciona como cantina y mercado. En la primera se degusta la carta ideada por Javier Muñoz-Calero, una carta basada en los productos que también se venden en el mismo mercado orgánico de El Huerto de Lucas, con cocciones bajas y rápidas para conservar mejor las propiedades de los alimentos. Dos botones de muestra: falsos fideos de calabacín  con pesto (9,50 €) y rösti-buñuelos de patata con salsa fría de zanahoria y curry (8,50 €). Solo una muestra para una carta en continua evolución, ajustada a la temporada y a los ritmos de la producción ecológica. Puedes completar con un zumo elaborado al momento con frutas y germinados frescos (del puesto del mercado). Cocina que también te podrás llevar a casa.

Alrededor de la cantina se sitúan los puestos de producto ecológico: desde la recién abierta pescadería, a la charcutería, carnecería, frutería, café/té y panadería. Todo producto 100% orgánico y garantizado por empresas certificadas por la ENAC (Entidad Nacional de Certificación). Mucho producto km 0 y a buen precio. Un remanso de salud y tranquilidad en el centro de Madrid.

 


 

El Huerto de Lucas
San Lucas, 13 (Metro: Chueca y Alonso Martínez)
Tel. 91 513 54 66