Eco-Viajes

La Palma, por mar, tierra y aire

Sus senderos, paisajes y su exuberante vegetación convierten la isla de La Palma en el destino perfecto para disfrutar de un turismo al aire libre en plena naturaleza

Pico Birigoyo - Fotografía de Saúl Santos
Pico Birigoyo - Fotografía de Saúl Santos

Por tierra, las opciones para recorrer la isla de La Palma son muy variadas. La primera de ellas es recorrer los senderos accesibles para todos los públicos, hay recorridos para todos los niveles con diferentes tipos de dificultades: fácil, media o alta. La Ruta de los Volcanes, Marcos y Cordero-Los Tiles o el Cubo de la Galga son solo algunos de los senderos para descubrir a pie la Isla Bonita.

Pero no solo caminando, la propia orografía de la isla la ha convertido en un lugar ideal para la celebración de carreras de montaña. A lo largo del año se suceden un sinfín de ellas, siendo Transvulcania la prueba reina, ya no solo de la isla sino, incluso, a nivel internacional. La Palma, es, pues, la localización en la que el trail running alcanza su máxima expresión.

La bicicleta es otra forma de recorrer la isla, ya que La Palma cuenta con un extenso sistema de rutas que permiten conocer la isla atravesando los pinares, los bosques de Monteverde, los volcanes y las coladas de lava. 

la-palma-buceo
 
Por mar, el submarinismo es la actividad estrella. Un hermoso mundo de veriles, cuevas y arcos esperan a los amantes del buceo en numerosas ubicaciones de la isla, tales como Malpique en Fuencaliente, Dos Hermanas o La Bombilla en Tazacorte, Los Cancajos en Breña Baja o la Salemera en Villa de Mazo. Pero también puede conocerse la isla en piragua o realizar algunas de las excursiones náuticas organizadas desde el Puerto de Tazacorte.
 
Por aire también se puede descubrir La Palma. Las condiciones de viento y climatológicas de la isla permiten practicar parapente y disfrutar de una experiencia única e inolvidable. Los Campanarios en El Paso o Risco de la Concepción en Breña Alta, son algunos de los lugares de despegue más emblemáticos que atraen cada verano a un gran número de aficionados deseosos de experimentar la sensación de volar.

Asimismo, La Palma es, sin lugar a duda, un gran referente en astronomía. Por ello, merece la pena alejarse de las zonas más pobladas e iluminadas para disfrutar las perseidas. Lugares como Llanos del Jable en El Paso o La Muralla en Tijarafe se han convertido en escenario de este auténtico espectáculo. Solo tendrás que esperar a que caiga la noche para elevar la vista hacia el cielo y contemplar uno de los paisajes estrellados más emocionantes.

Más información: www.visitlapalma.es