Eco-Viajes

Los 10 mandamientos del viajero responsable: un manifiesto necesario

El compromiso internacional recogido en la Carta Mundial del Turismo Sostenible +20 alerta sobre la necesidad de un cambio del modelo de desarrollo del turismo para evitar “morir de éxito”. 

¿Practicamos un turismo responsable cuando viajamos?, ¿somos conscientes del impacto de nuestros hábitos turísticos?, ¿qué podemos hacer para mejorarlos?
   
A estas y otras preguntas trata de responder el Manifiesto del Viajero Responsable, elaborado por la Fundación InterMundial junto al Instituto de Turismo Responsable. Un decálogo promovido por la Organización Mundial del Turismo, al que ya se han adherido más de un millar de viajeros y cuyo objetivo es encontrar el equilibrio entre responsabilidad y competitividad...

Turismo sostenible

El turismo responsable que impulsa la OMT busca minimizar los impactos negativos en el ecosistema, la economía, la sociedad y la cultura del destino turístico, implicando a los negocios o instituciones que promueven los servicios turísticos pero también a los viajeros.

1. Sé consciente de los riesgos que supone viajar y toma las precauciones necesarias.
Infórmate de las características del destino y prepara toda la documentación, seguros de viaje o vacunas que te puedan pedir. Además, sigue las recomendaciones de las autoridades, sobre todo en caso de emergencias. Vigila los productos que consumes y su procedencia para evitar problemas de salud, sobre todo alergias o intolerancias.

2. Fomenta el desarrollo local del destino consumiendo productos y servicios locales
Apoya el emprendimiento local consumiendo productos o servicios producidos en el destino y cuyos beneficios favorezca a los grupos más vulnerables. Además, compra solo lo que realmente necesites y hazlo a un precio justo para no desestabilizar la economía local.

3. Aprende sobre tu comunidad de acogida, respetando sus valores y tradiciones
Investiga sobre los aspectos culturales del destino que visitas (costumbres, gastronomía, idiomas, tradiciones, patrimonio…). Haz por conocer sus normas sociales para evitar comportamientos que puedan resultar ofensivos. Sé un ejemplo de tolerancia creando oportunidades de aprendizaje mutuo con los locales y otros viajeros.

Un decálogo promovido por la Organización Mundial del Turismo, al que ya se han adherido más de un millar de viajeros y cuyo objetivo es encontrar el equilibrio entre responsabilidad y competitividad.

4. Contribuye a la conservación, protección y regeneración de los ecosistemas del destino
Disfruta solo de productos, servicios y experiencias que garanticen la explotación sostenible de los recursos acuáticos y terrestres del destino y que respeten el hábitat natural de la fauna y flora, evitando el maltrato animal o la destrucción del entorno. Evita la generación de residuos y colabora con las actividades de saneamiento y limpieza.

5. Respeta la diversidad y no fomentes o participes en actividades discriminatorias
Favorece la eliminación de barreras que limiten la integración de las personas por motivos de género, origen, religión, orientación sexual, situación económica u otra condición; evitando lenguajes sexistas, comentarios ofensivos o el uso de etiquetas que contribuyan a estereotipar negativamente a estos colectivos. Asimismo, facilita el acceso y la igualdad de oportunidades a quienes tengan necesidades diferentes de movilidad y comunicación.

6. Consume de forma responsable y participa en la gestión sostenible de los recursos
Elige productos, servicios o experiencias que garanticen la gestión y el uso inteligente y eficiente de los recursos hídricos y energéticos, consumiendo los que generen menor impacto medioambiental y puedan ser reciclables o reutilizables. No derroches agua y minimiza tu huella de carbono utilizando los transportes menos contaminantes.

7. Favorece la sostenibilidad del patrimonio y de las infraestructuras del destino
Presta especial atención en reconocer cómo está gestionado el destino y sus infraestructuras (edificios, transportes, viviendas, espacios públicos…) para que tu visita no suponga una alteración en la vida local. Además, contribuye a la conservación de los atractivos turísticos respetando las normas y los accesos diseñados para su preservación.

8. Elige productos, servicios o experiencias que potencien la sostenibilidad del destino a través del I+D+i
Prioriza aquellos productos, servicios o experiencias que incorporen nuevas tecnologías y métodos innovadores que contribuyen a la sostenibilidad del destino a través del ahorro o mejor uso de los recursos.

9. Fomenta condiciones laborales dignas que respeten los derechos de los trabajadores
Verifica que los productos, servicios o experiencias que consumes se han producido en condiciones laborales dignas que integren a la población local o en riesgo de exclusión social y que eviten la explotación o la insalubridad, entre otros. Trata con respeto a todos los trabajadores, tanto de las empresas del destino como de la comunidad.

10. Únete a la comunidad de viajeros responsables y difunde
Apoya las iniciativas y programas que fomenten el intercambio de experiencias y prácticas que favorezcan la paz; participando activamente en las redes, asociaciones, actividades y alianzas que promuevan el desarrollo sostenible. Comienza con la descarga del Manifiesto del Viajero Responsable y súmate con acciones sostenibles y difundiendo tu compromiso.