Eco-Viajes

Tapas nocturnas en el restaurante Palermo (Asturias)

El restaurante Palermo ofrece durante las noches del verano un menú de tapas que ha revolucionado el pequeño universo culinario del Occidente de Asturias: variedad, imaginación y un guiño a los bolsillos de los comensales en estos tiempos de crisis desde Tapia.

Ensaladilla de ventresca de bonito
Ensaladilla de ventresca de bonito

La crisis ha obligado a mover ficha en muchos negocios. También en la hostelería del Occidente de Asturias, un sector especialmente lastrado por la estacionalidad en el que los dos exiguos meses del verano bastaban, en tiempos no tan lejanos, para sobrevivir el resto del año. Incluso las propuestas culinarias de calidad contrastada han tenido que buscar caminos alternativos para mantenerse a flote en mitad del desastre: es el caso del restaurante Palermo, un clásico con más de tres décadas de trayectoria y el polifacético Alfonso Santiago al frente de sus fogones. El restaurante pertenece al selecto club de calidad gastronómica "Mesas de Asturias".

Gamba roja a la planchaSantiago, que ha realizado stages temporales de cocina en los restaurantes de Martín Berasategui (Lasarte),  Guggenheim (Bilbao), y Andra Mari (Galdácano), apostó para esta temporada estival por una vuelta de tuerca bastante apetitosa: sustituir por las noches su carta de temporada por una en la que ofrecer pequeñas creaciones de cocina a un precio muy competitivo. Tapas con mantel, vajilla y un servicio de primera. El resultado no se ha hecho esperar y su restaurante ha recuperado durante el pasado mes de julio el timón de la animación gastronómica nocturna en el universo tapiego. Una excelente noticia para los amantes de la buena cocina.

Empanada de bonito y guacamoleLa carta de tapas, basada tanto en productos del terruño como de fuera, ofrece un contundente (y delicioso repaso) al recetario tradicional: desde sus boquerones en vinagre de sidra (10 €), a la ensaladilla de ventresca de bonito (10 €), oricios gratinados (12 €/4 unidades), pulpo salteado con grelos y alioli (12 €), empanada de bonito y guacamole (10 €), bacalao ajoarriero con langostinos (12 €), mollejas de lechazo con almendras y tomate natural (12 €), ragout de bogavante (18 €) o pimientos de Padrón (8 €), entre otras propuestas. Una sabrosa propuesta que animará a disfrutar de una tranquila velada incluso a los rezagados. Excelente relación calidad/precio.