CLAVES PARA DISFRUTAR DE LA CAPITAL MAÑA EN EL PILAR (O SIEMPRE)

Zaragoza, un destino de Puente

Capital del valle del Ebro, Zaragoza se encuentra a medio camino entre Barcelona y Madrid. Algunos la llaman "la capital de la media hora": todo queda a tiro de piedra caminando. Si lo prefieres, súbete al tranvía, disfruta con sus tapas, aprende de su patrimonio y descubre cómo es la vida en una ciudad sin los agobios y las aglomeraciones de las grandes capitales.

zaragoza-turismo-riberas-ebro-etopia
zaragoza-turismo-riberas-ebro-etopia

El mes de octubre está marcado en el calendario festivo de Zaragoza con letras de oro. Se celebran las fiestas del Pilar y todo el mundo vuelve su mirada hacia la milenaria Caesaraugusta. Zaragoza mantiene su carácter de ciudad abierta, hospitalaria, divertida y con un patrimonio de primera. Apostada en las riberas del Ebro, la capital aragonesa te espera con sus últimas novedades, exposiciones y propuestas. Y el recién estrenado otoño es uno de los mejores momentos del año para disfrutarla. Estas son algunas pistas a tener en cuenta durante tu visita a Zaragoza.

zaragoza-turismo-basilica-del-pilar

1. Plaza del Pilar

Esta plaza es el corazón de la ciudad y agrupa varios de los lugares que no deberías perderte: desde la basílica del Pilar (con entrada gratuita al templo y la subida a la torre del Pilar, en ascensor, por 3 €) a la Seo, catedral de San Salvador, y su Museo de Tapices (entrada conjunta 4 €) y la lonja.

zaragoza-turismo-aljaferia

2. Palacio de la Alfajería

Es uno de los elementos más relevantes del arte mudéjar aragonés (declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco). Está situado a medio camino entre el centro y la estación del AVE y los domingos por la mañana (de 10 a 14 h) el acceso es gratuito (el resto de horarios 5 €). Hay visitas guiadas. Imprescindible para revivir el espíritu palaciego de Al-Andalus.

zaragoza-turismo-museo-teatro-cesar-augusta

3. Ruta de Caesaraugusta

Hay una entrada conjunta a los 4 museos que desgranan el pasado romano de la ciudad (Teatro, Termas públicas, Foro y Puerto Fluvial). En ellos conocerás en profundidad el pasado de la única ciudad romana que gozó del privilegio de llamarse con el nombre completo de su fundador allá por el último cuarto del siglo I a. C.: Caesar Augusto. Encontrarás una estatua de él frente a la fachada del Mercado central, justo donde comienza uno de los dos lienzos conservados de la muralla romana y desde donde se inicia el paseo guiado que organiza el ayuntamiento. El Teatro Romano (San Jorge, 12) acoge un resumen de los trabajos arqueológicos realizados en la ciudad desde el descubrimiento de los restos, en 1972. Hay un audiovisual y un recorrido por la plataforma escénica y la galería. Los horarios de visita de las Termas Públicas (S. Juan y S. Pedro, 3 y 7), el Foro (Pza. de la Seo, 2) y el Puerto Fluvial (Pza. S. Bruno, 8) son los mismos: de martes a sábados, de 10 a 14 y de 17 a 20 h. Y los domingos y festivos, de 10 a 14 h. 

zaragoza-turismo-caixa-forum

4. CaixaForum

Inaugurado a finales de junio de 2014 y obra de la arquitecta Carme Pinós, el centro Caixa Forum de la capital zaragozana es el tercero que se pone en marcha en España, tras los de Madrid y Palma de Mallorca. Acoge exposiciones, conciertos y otras actividades culturales. 

zaragoza-turismo-riberas-del-ebro

5. Riberas del Ebro

El gran legado de la Expo 2008 es la recuperación de las riberas del río Ebro, ideales para recorrer a pie o en bici, desde el Jardín Botánico, el Acuario Fluvial (14 €) o el cubo de Etopia (acceso gratuito), al puente de piedra. La empresa Ebronautas realiza recorridos en canoa (Tel. 654 898 400).

zaragoza-tapeo-el-tubo

6. Tapear

Tapear en Zaragoza se ha convertido, de un tiempo a esta parte, en un gozo placentero. Las barras de la mayor parte de la ciudad se nutren de todo tipo de pinchos, montados y tostas creativas que han dejado definitivamente de lado a las tradicionales banderillas. En estas circunstancias, la elección resulta complicada pero siempre queda una apuesta segura, la de acercarse hasta el mítico Tubo, un entramado de callejas que nacen en la intersección entre la Plaza de España y el Coso, delimitadas por las dos arterias paralelas que confluyen en la Plaza de la basílica de El Pilar, las calles de Don Jaime I y Alfonso I. Pasan los años, los locales se reinventan, sustituyen a otros más añejos, agotada por extenuación su clientela más fiel, y el Tubo zaragozano remonta el vuelo cual Ave Fénix.