Antequera: barroco, luz, dólmenes y naturaleza

Sobre esta ciudad malagueña los eslóganes turísticos rezan "Ciudad del Arte": sólo hay que asomarse al mirador de las Almenillas, junto al Arco de los Gigantes, para constatar por qué la edad de oro de Antequera se edificó en los períodos barroco y renacentista. Un paseo para amantes de la luz, el arte, los dólmenes y la naturaleza.

Alcazaba de Antequera desde el barrio de San Juan
Alcazaba de Antequera desde el barrio de San Juan

Antequera, capital malagueña tierra adentro, se disputa con otras ciudades vecinas el título honorífico de ser el centro de Andalucía. Por infraestructuras lo es, sin duda. En su término municipal confluyen las que enlazan por carretera Málaga con Granada, Sevilla y Córdoba. Esto la convirtió tradicionalmente en un nudo logístico de primer orden y también explica, en buena medida, que la línea de alta velocidad de Renfe construyera estación aquí, en su paso hacia la Costa del Sol, la de Antequera-Santa Ana (a 18 km de la ciudad), así como todos los desarrollos posteriores en infraestructuras, como el Anillo Ferroviario y su Centro de Ensayos de Alta Tecnología Ferroviaria, en construcción.

Centro de la Prehistoria. Pórtico entre dos mundos, el conjunto de dólmenes de Antequera constituye uno de los ejemplos mejor conservados del megalitismo en el sur de Europa. Siguen pendientes de concluirse las instalaciones del polémico Centro de Interpretación de la Prehistoria Andaluza, un complejo que ahora se levanta como un castillo desahuciado a los pies del Centro de Recepción de Visitantes del Conjunto Arqueológico Dólmenes de Antequera (tel. 952 71 22 06). Aquí podrás ver un audiovisual y recoger información para luego visitar los impresionantes dólmenes de Menga y Viera. La entrada al conjunto es gratuita pero si prefieres hacer una visita con guía, debes reservar día y hora previamente.

Un poco más alejado de los dos primeros, aunque también perteneciente a la época calcolítica, está el Tholos de El Romeral (llegarás por la ctra. A-7283, en dirección a Córdoba), construido por los primeros pobladores del valle del Guadalhorce en el Neolítico y la Edad del Cobre. Aunque se había especulado mucho sobre el posible origen de las pesadas lajas de piedra caliza que cubren estos monumentos funerarios, no hace mucho se descubrió la cantera de procedencia, situada en el cercano barrio de Santiago. En el audiovisual del centro de recepción podrás entender la complicada técnica de transporte que usaron los constructores para traer las piedras hasta su emplazamiento definitivo.Bajando desde la alcazaba hacia la plaza del Coso Viejo

La alcazaba. Desde los extremos del barrio de Santiago, junto a la Puerta de Granada, disfrutarás de una de las más atractivas panorámicas del casco antiguo antequerano: la que se tiene desde el moderno Parque de Juan Carlos I. Muy cerca de aquí queda uno de los rincones barrocos más bellos de la ciudad: la plaza de Santiago junto con las iglesias de Santiago y Santa Eufemia y el convento de Belén.

Aunque tal vez la panorámica más vistosa es la que ofrece la alcazaba y la fortaleza árabe, con el sobrenombre de castillo del Reloj de Papabellotas, desde el barrio de San Juan. Es conveniente bordear la muralla desde la plaza del Portichuelo y, por la recuperada Puerta de Málaga, alcanzar uno de los lugares con nombre propio en la historia andaluza: la Real Colegiata de Santa María la Mayor, templo desacralizado donde se reunieron por primera vez los padres de la autonomía andaluza.

La alcazaba reabrió sus puertas en 2009 (horario: de martes a viernes de 10:30 a 14 h y de 16 a 18 h; los fines de semana sólo mañanas) y el acceso es gratuito. Pasea entre cipreses, siempre con el horizonte de la Peña de los Enamorados a tu espalda, hasta alcanzar la torre del Reloj. Aquí hay una representación teatralizada que desgrana los detalles de la leyenda que envuelve a la curiosa peña y sus dos amantes, la mora Tazona y el cristiano Tello. Cruza luego hasta la torre de la Vela Blanca, lugar de residencia del alcaide de la fortaleza y descubre sus secretos antes de disfrutar de las privilegiadas vistas del barrio de San Juan. Arco de los Gigantes y Real Colegiata de Santa María la Mayor

El Coso Viejo. Abandona luego la alcazaba por el Arco de los Gigantes y asómate al mirador de las Almenillas. A tus pies se desparrama una ciudad de largas y estrechas calles donde bulle la vida. Deja a la izquierda la Fuente del Sol y adéntrate en ella bajando por la Cuesta de San Judas. La plaza del Coso Viejo, con el recientemente reabierto Museo de la Ciudad de Antequera y la colegiata de San Sebastián, cuya torre barroca es uno de los símbolos antequeranos, abren al visitante el cerrado conjunto de largas calles repletas de palacios (Infante don Fernando, Cantareros, Calzada) que ensanchan la ciudad y le conducen hasta su plaza de toros, al Museo Taurino (tel. 952 70 25 05), al Paseo Real y la reconstruida Puerta de Estepa.

Efebo de Antequera. Un par de recomendaciones para terminar: el Museo de la Ciudad de Antequera (Plaza del Coso Viejo, s/n. Tel. 952 70 83 00), situado en el Palacio de Nájera, reabrió sus puertas al público en marzo de 2011. Cuenta con una interesantísima colección de piezas romanas entre las que sobresale la escultura de bronce del Efebo de Antequera, una pieza única encontrada por un agricultor en el cortijo de La Pileta en los años cincuenta del pasado siglo. Los fondos del museo se completan con una importante colección de arte sacro y con los fondos del pintor José María Fernández y una muestra de Cristóbal Toral.

En Antequera se tapea y muy bien. Un buen ejemplo lo encontrarás en el entorno de la calle Calzada. Haz un alto en el bar Coso de Tapas (Calzada, 29) y prueba sus liadillos (de pringá, chivo o morcilla, por 1,50 €), ollitas (de empedraíllo, manitas o espinacas con garbanzos, por 2 €) o cucuruchos (de adobo, tiritas de queso o pescaíto, por 1,50 €).

Por último, no dejes de acercarte al Parque Natural Torcal de Antequera y su Centro de Interpretación Torcal Alto (tel. 952 03 13 89) situado a unos 20 minutos en coche de la ciudad, al que se llega por el puerto de la Boca del Asno. El macizo kárstico tiene señalizadas dos rutas (una verde y otra amarilla) y es uno de los espacios protegidos con más magia de toda España.


Más información:

Patronato de Turismo de Málaga y tel. 952 12 62 72

Turismo de Antequera y tel. 952 70 25 05

 



DORMIR

Hotel Antequera Golf (Urbanización Santa Catalina, s/n. Tel. 902 54 15 40). Cuatro estrellas situado en un entorno residencial que cuenta con 169 habitaciones dobles y 11 suites, campo de golf propio y zona de spa. Desde 83,90 €. Y el hotel Coso Viejo (Encarnación, 5. Tel. 952 70 50 45), emplazado en el corazón del casco antiguo antequerano, en una rehabilitada casona del siglo XVIII. Desde 40 €.