¡Una de Navidades a la bilbaína!

La capital vizcaína ofrece muchos planes para disfrutar de la Navidad. Desde el regreso del Olentzero, cargado de ilusiones y regalos, al típico mercadillo de Santo Tomás, las exposiciones de belenes y las novedades del Museo Guggenheim. Te las contamos para que no pases por forastero esta Navidad en Bilbao.

Turronería Ivañez
Turronería Ivañez

La Navidad entra por la ría de Bilbao a través de los belenes: la Asociación Belenista de Bizkaia (que este año cumple su 57 cumpleaños) tiene abierto, desde el pasado día 1 de diciembre (y hasta el próximo 6 de enero), su tradicional exposición belenista en el Museo de Pasos (con diez nuevos belenes de gran formato), todos los días excepto los de Navidad y Año Nuevo (de 11 h a 13:30 h y de 17 a 20:30 h). En el Museo Vasco de la Plaza de Unamuno, en pleno Casco Viejo, han montado también un Belén tradicional vasco y también en el claustro del Museo de Arte Sacro, y hasta el mismo 6 de enero, se puede visitar la exposición "Belenes del Mundo" (de 10:30 h a 13:30 h y de 16 h a 19 h). Por último: en el pórtico de la iglesia de San Nicolás de Bari encontrarás un montaje de belenes audiovisuales acompañados de sonido, luz, agua, humo, etc. Y el claustro de la catedral de Santiago se exhiben las 40 grandes maquetas del primer concurso nacional de dioramas "Villa de Bilbao".

Una Navidad de museo. El Guggenheim Bilbao se suma a las celebraciones navideñas con un apretadísimo programa de actividades para todos los públicos que se desmarca de todo lo manido. El pistoletazo de salida se dará el próximo día 19 de diciembre con la inauguración del Corner del Arte, un espacio educativo que permitirá a los más jóvenes de la familia a viajar con la imaginación a las navidades de otros países. Los niños y niñas también pueden participar en otro divertido taller, "Diseña tu Navidad", donde tendrán cabida los objetos más extravagantes que pasen por sus cabezas.Además, los restaurantes del museo estarán abiertos por Nochevieja.

Parke Infantil de Navidad: el PIN. Otro clásico de las Navidades bilbaínas, pensando sobre todo en los más pequeños, es el universo de atracciones que se abre entre los días 17 de diciembre y 5 de enero en el Bilbao Exhibition Centre (BEC), en la Ronda de Azkue (Baracaldo). Este año cumple su cincuenta aniversario y lo conmemora recuperando la Noche de los Padres, que se celebrará el sábado 27 a partir de las 21 h. Un lugar para la nostalgia y otro, muy grande, para los más pequeñajos: la entrada costará la mitad el día previo a la llegada de los Reyes Magos. También los amantes del patinaje sobre hielo tienen otra cita con sabor a clásico: el pabellón de La Casilla se transforma, un año más, en Bilbao Iceland (La pista estará abierta de 10:00 h a 14:00 h y de 15:30 h a 22 h. El último acceso será a las 21 h. Respecto a los días de Nochebuena y Nochevieja, el último pase será a las 18:30 h, mientras que en Navidad, Año Nuevo y el día de Reyes será de 17:30 h a 21:30 h (último pase a las 20:30 h). Precios: 4,60 € (mayores de 14 años) y 3,60 € (niños)

Entrando en harina por Santo Tomás. Con todo, el ambiente se caldeará del todo el 22 de diciembre, lunes, la fecha reservada este año para convocar el multitudinario Mercado de Santo Tomás. Casi 290 puestos, ubicados entre El Arenal y la Plaza Nueva, para darle un sabor definitivamente rural a la Navidad bilbaína. Abre de nueve de la mañana a diez de la noche y son multitud los que se acercan hasta aquí para degustar el tradicional talo con chorizo y el vasito de txacolí, comprar artesanía, productos de la tierra y disfrutar la jornada al ritmo de la txalaparta y la trikitixa.

Al día siguiente, 23 de diciembre, se espera en la Gran Vía bilbaína la llegada del mítico Olentzero, el carbonero encargado, según la tradición vasco-navarra, de traer regalos a los niños. El desfile comienza frente al Palacio Foral y concluye en el Teatro Arriaga (desde cuyos balcones pronuncia un discurso navideño). A Olentzero, a lomos de Potokka, un gran caballo balancín de madera, le acompaña su esposa, María Domingi, montada en una oca, y Basajuan, en otro gigantesco triciclo. En el desfile Olentzero se ayuda de sus galtzagorris que iluminan el recorrido con antorchas y va seguido de gigantes, txikitilaris y una batucada de gaitas. La tradicional recepción de Olentzero a los niños se celebrará el 24 de diciembre, por la mañana, en el  mismo Teatro Arriaga.

Año Nuevo y Reyes Magos. Y para acabar, dos citas inexcusables. La primera en el Palacio Euskalduna el día de Año Nuevo a las 19:30 h con la actuación de la Strauss Festival Orchestra y sus clásicos ritmos vieneses (entre 28 € y 42 €). Y la segunda, repleta de ilusiones, la tradicional Cabalgata de los Reyes Magos que se celebrará el día 5 a las seis de la tarde, entre la Gran Vía y el ayuntamiento de la villa. Reyes Magos de Oriente, pajes, zancudos, comediantes y, sobre todo, niños, caramelos, música y luz para cerrar unas Navidades a la bilbaína. Como mandan los cánones.